Es la representación de la tabla de multiplicar de Pitágoras, donde los colores suplantan a los numerales.
Copia la estructura ortogonal de casilleros de esta tabla. En ella se encuentran dispuestos los numerales del cero al diez en la primera columna vertical y en la primera horizontal. El producto de dos números es el número de la casilla donde se cruzan la horizontal de uno de ellos con la vertical del otro.

Cada número es remplazado por un color único e irrepetible, solo se reitera un color cuando se reitera un numeral. Existe un pasaje de color en la continuidad numérica del cero al diez, que va desde el color más claro al más oscuro progresivamente; utilizando para ello un sistema de color determinado que comienza con el color blanco y finaliza con el color magenta.
Los numerales nuevos resultantes de las multiplicaciones, están representados por colores que tienen directa relación tonal con los colores de los numerales que los originaron; y a medida que los numerales son mayores, la luminosidad de los mismos también cambia haciéndose más oscuros.

 

 

   

 

 

 

detalles          
Tabla Pitagórica, 2010, técnicas en papel, 77 x 57 cm.